Otro truco para jugar al paintball

¡Bien, veo que quieres informarte antes de ir, y que no te pille nada por sorpresa la primera vez que juegues a paintball en Asturias! ¡Esa es la actitud! Ya dije en la anterior entrada que es bueno conocer el lugar. Nosotros disponemos de varios «campos de batalla», donde se desarrollan distintas clases de juegos. Si no te da tiempo a saber de antemano en dónde vais a jugar ni de qué forma, aprovecha el momento más tonto, mientras viajéis en Jeep hasta La Barganiza, cuando los otros recojan sus bolas de pintura…, para consultarle al monitor. Como quien no quiere la cosa. A ver si se compadece de ti y te dice algún truco de esos buenísimos que ellos conocen y que solamente dicen por lo bajito a los más majos. Ahí ya entran tus mañas para sacar información. Todo vale: la sonrisa amigable (¡siempre había querido venir a Asturias!), el peloteo (¡jo, qué bien lo tenéis todo organizado!), la empatía (¡anda, tu hija y la mía son de la misma edad!), el chantaje emocional (mira que mi hija es muy sentida, y no podría aguantar verme llegar todo destrozado…), el intercambio de información (pues yo conozco un restaurante buenísimo con zona para niños…)… Cualquier truco es bueno para que el monitor te diga dónde hay un buen puesto para espiar al resto, o por dónde se va mejor a atacar al equipo contrario. No te pases, eso sí, porque creo que no aceptan sobornos. 😀 ¡Que disfrutéis pegando tiros con...

Trucos para jugar al paintball

¡Ha llegado la primavera! Y qué mejor que salir al campo para ¿recoger flores? ¡No! ¡Vamos a descargar energía jugando al paintball! ¡Eso sí que es una buena idea! Nuestro campo de paintball queda en La Barganiza, a medio camino entre todas partes en el centro de Oviedo, cerca de Gijón, Siero u Oviedo. Nosotros te desplazamos hasta el campo de juego en Jeep, para que vayas cómodo. Pero, en cuanto llegues, que sobrevivas queda en tu mano. Te irá mejor si sigues estos diez buenos trucos para salir indemne: – Vete bien equipado. Sobre todo: lleva botas para andar por el campo, que te proteja los tobillos de torceduras indeseadas. – Vete bien vestido. Y no precisamente de frac. Piensa que te vas a poner un mono, pero si llevas vaqueros debajo demasiado estrechos, te dificultarán el realizar movimientos como agacharte o arrastrarte por el suelo. En tu vida diaria no tienes que hacer estos movimientos, y quizá no te has dado cuenta de lo difícil que es moverse en vaqueros. – No te hagas el Rambo. Es decir, no malgastes locamente las bolas tirando a los «charlies» de tus amigos. Dispara con cabeza. Si quieres darle a alguien, mejor apunta antes. – Vuélvete invisible. No grites, no amenaces con que vas a terminar con todos. Mantén lo que se llama «un perfil bajo», es decir, una persona que no tiene aspecto de causar problemas. Cuando les pegues el primer tiro por la espalda, sin que se enterasen, empezarán a pensar diferente de ti (diferente, que no mejor, claro, porque a nadie le gusta perder contra el amigo...

Cómo vengarte del novio o la novia en una despedida de soltero

¿No sabes cómo, pero tu gran amigo o amiga te ha metido en el lío de organizar su despedida de soltero? ¿Te acuerdas malamente de sus familiares mientras atiendes las mil y una ideas que se les ocurren a unos y otros? ¿Has pensado cómo vengarte? Mmmmm…. ¿Y qué tal el paintball? He de confesarte que yo he estado en tu misma situación, y se me pasó por la cabeza que el paintball sería un momento divertido. ¡Y vaya si lo fue! Escogí el equipo contrario de mi amiga, me puse la máscara protectora, un mono de camuflaje, cogí una escopeta de bolas de pintura…, ¡y de dulce amiga pacifista me transformé en una mezcla entre Rambo y Terminator! ¡Pam, pum, pam! ¡Ah!, ¿tú sabes lo dulce que sabe la venganza cuando realizas una emboscada, arrastrándote de árbol en árbol, en silencio, hasta que alcanzas el puesto enemigo y le disparas a tu amigo tres veces por la espalda! ¿Y cuando lo acribillas mientras corre desesperado en busca de refugio? ¿Tú sabes cómo te sube la adrenalina mientras lo oyes gritar, muerto de miedo, que dónde te has metido? Porque a esas alturas ya se ha dado cuenta de que el paintball se ha apoderado de tu alma, y no vas a tener misericordia. Ni tan siquiera, cuando te recuerda que es la novia, y que mañana mismo va a ponerse un vestido blanco, palabra de honor, con los brazos llenos de moratones por culpa de tus bolazos. ¿Tú te imaginas lo divertidísimo que es el paintball? Ah, que el que lee estas líneas es el novio o la novia…...

Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar